EMOCIONES, TIPOS Y FUNCIÓN

Muchas emociones nos la genera la misma vida y sus situaciones, pero nosotros también nos generamos emociones. Cada vez que empezamos a rumiar sobre un tema, vamos generando a través de nuestro pensamiento toda una serie de emociones, a veces funcionales, a veces disfuncionales.

No hay emociones negativas o positivas. Tanto que se habla del amor, y de que es una emoción positiva, pero es importante invitar a una reflexión en este aspecto, amar a alguien que nos maltrata y nos hace daño, no es nada funcional. En cambio enfadarse con una persona que abusa de nosotros y marcarle nuestros límites es tremendamente funcional, ¿quién dice que el enfado es negativo entonces?

Existen también emociones primarias y emociones secundarias, las segundas son en realidad el resultado de lo que yo hago con las primeras. El pensamiento que tengo sobre algo, la ponderación y la evaluación de los hechos y de las situaciones y de las personas, hace posible la autorregulación de estas emociones secundarias, y también hace posible la duración y bajada de intensidad de las primarias.

Os pongo un ejemplo, una persona me humilla, yo me enfado (sano), y luego me siento orgullosa de haber logrado enfadarme (funcional), porque he sido capaz de poner límites, y eso tiene que ver con el propio respeto que me tengo a mí misma como ser humano. El enfado es funcional porque provoca en mí la capacidad de identificar una situación y poner límites. No sería nada funcional, si rumio en mi enfado sin tomar ningún tipo de acción y termino generando otra emoción secuendaria no funcional como podría ser la culpa, o la lástima hacia quién me daña, volviendo a ponerme en riesgo al permitir a la otra persona que me vuelva a dañar.

Las emociones tienen que estar a nuestro servicio y no nosotros al servicio de ellas. Tenemos que saber identificarlas, y tener claro que ninguna es buena ni mala, positiva ni negativa, son funcionales o disfuncionales según me dañen o me sean beneficiosas. Todas, el amor, el enfado, la tristeza, que viene muchas veces a enseñarnos, la culpa, cuando nos impide hacer daño a otros o a nosotros mismos, el orgullo, el dolor, la compasión, la envidia, los celos, todas esas emociones vienen a decirme algo, y todas pueden ser funcionales o disfuncionales, dependiendo de si me sirven para crecer o para empequeñecernos como humanos.

XXX
signature

Compartir este Artículo

Aún sin comentarios

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingrese aquí Captcha : *

Reload Image

*

WhatsApp Envíanos un Whatsapp